Semana de los Clubes 4-H

Los clubes 4-H se organizan en los Estados Unidos a partir de 1890. Los clubes nacen como una iniciativa colectiva en respuesta a los jóvenes y su necesidad de recibir una educación agrícola.


La Asamblea Legislativa de Puerto Rico, en el ano 1933, aprobó una resolución en la cual aceptaba las bondades de las leyes federales que hacían extensivo la creación del Servicio de Extensión Agrícola en Puerto Rico.


En el 1934, el agrónomo puertorriqueño Pedro Olivencia organizó el primer Club 4-H en el pueblo de Vega Baja. Este primer club se llamó “Agustín Stahl”. En casi todos los municipios de Puerto Rico existe una oficina del Servicio de Extensión Agrícola y son estos los que promueven la misión y filosofía de los clubes 4-H.


Los clubes 4-H han contribuido a mejorar la calidad de vida de niños y jóvenes puertorriqueños. Desde el 1934, los clubes 4-H han dirigido sus esfuerzos en proveer a niños y jóvenes puertorriqueños las destrezas, conocimientos y actitudes elementales para hacer ciudadanos útiles y productivos. Su filosofía es “aprender haciendo” la cual se fundamenta en que se alcanza el aprendizaje por medio de la práctica.


El emblema de los clubes 4-H es un trébol de cuatro hojas. Cada hoja tiene una letra H que tiene el siguiente significado en español y en inglés: cabeza/head, corazón/heart, manos/hands, salud/health. Los colores son el blanco que simboliza la pureza, los ideales y la vida; el verde representa la juventud y la primavera.


Al ingresar al club, el niño o joven se compromete a:


Juramento 4-H


Prometo:

Mi cabeza para pensar claramente,
Mi corazón para mayor sinceridad,
Mis manos para mayor servicio,
Mi salud para mayor bienestar,
Para mi club, mi comunidad, mi patria y mi mundo.